de_paula_poble_sec_barcelona

La Copacabana

La previa

La hamburguesa Copacabana de De Paula l’hamburgueseria del Poble Sec es posiblemente la más icónica del restaurante debido a sus aires brasileños, lugar de nacimiento de Helton Pereira De Paula, el ideólogo del proyecto. La principal peculiaridad de esta burger es la carne de picanha, lo que vendría a ser el culetín de la ternera, un corte muy típico en el Brasil pero casi inédito en nuestro país. En este caso, además, la burger está picada a cuchillo, un proceso que parecía reservado prácticamente a las picadoras industriales. Sobre el papel, la Copacabana es más que atractiva. También la hamburguesa.

Presentación

Carne de picanha, cebolla, tomate, mozzarella, lechuga y mayonesa de la casa entre pan de cerveza negra. Esa es la descripción de la Copacabana, que no necesita más que un sencillo plato para su presentación. Tradicional, sin moderneces, para enfatizar el producto. Claro y conciso. Y es que De Paula confía en sus materias primas y no deja ningún cabo suelto. El pan, por ejemplo, lo elabora Daniel Jordà, una de las primeras espadas en el sector, que también suministra sus panes creativos en numerosos restaurantes de Estrella Michelín. Casi nada.

 

 

Sabor

¿Por qué aquí se estila tan poco la picanha? Esta es la primera reflexión que surge una vez el plato queda limpio y el estómago lleno. ¿Tanto debe costar? Lo cierto es que este corte de culetín de ternera tiene su fama bien merecida. La carne es mucho más melosa de lo habitual y su suave sabor contribuye en gran parte a su éxito. De Paula le sabe sacar partido: acomoda unos ingredientes que lejos de distraer al comensal, refuerzan el potencial que tiene la picanha. Y si a una carne que prácticamente se deshace en boca le juntamos un pan más tierno que la sonrisa de un bebé, el resultado ya es orgásmico. Brasil puede esperar, en el corazón de Poble Sec tenemos otra Copacabana.

Sin comentarios

Hacer un comentario